Visita a los yacimientos de Atapuerca, el homo Antecessor

Cuaderno de viaje: Atapuerca

Hasta hace pocos años, el nombre de Atapuerca no decía mucho, salvo para quienes vivían a su alrededor o para los que se perdían buscando la carretera de acceso a Burgos. Sin embargo, el descubrimiento del yacimiento de igual nombre le ha dado un lugar en el mapa, con mayúsculas. Y no solo eso, sino que es el lugar de todo nuestro planeta donde se han localizado más restos humanos. Más del 95% de todos los restos de homínidos existentes hasta la fecha en el mundo están allí. Está declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2000.

El yacimiento es motivo suficiente para acercarse a este lugar, muy cercano a la ciudad de Burgos, para disfrutar de un día completo de campo y de aprendizaje del bueno. En realidad, quienes deseen viajar a Atapuerca deben visitar tres emplazamientos diferentes y conectados entre sí. Pero antes debemos pasar por el Centro de Acceso de los Yacimientos (CAYAC), donde podremos conocer datos de lo que vamos a ver en los paneles allí instalados. A partir de ahí… comienza la visita.

El primer punto de destino es el yacimiento propiamente dicho, en Ibeas de Guarros, al que se llega en lanzadera desde el Centro de Acceso. Está ubicado en la trinchera de un antiguo tren, lo que facilita la visita a la zona de excavaciones. Una vez allí, entraremos en el interesante viaje al pasado que supone adentrarse en la decena de emplazamientos donde se siguen extrayendo huesos y restos (se accede a tres áreas de trabajo: sima del elefante, galería y gran colina) . La visita está guiada por arqueólogos expertos que nos hablarán de la historia de los yacimientos y de todo lo que allí se encuentra. Como aliciente, se puede ver en directo (especialmente en época estival) el trabajo de los científicos retirando centímetro a centímetro cada capa de tierra y analizando todo lo que van sacando, por pequeño que sea. A la vista quedan paredes de rocas y tierra llenas de marcas y códigos que indican los diferentes niveles (cada uno de una antigüedad), así como las referencias necesarias para ubicar las piezas que se van extrayendo. Si tienes un día de suerte incluso puedes asistir a un hallazgo importante. Aquí, en el tajo, es donde te das cuenta de lo complejo que es el estudio de la tierra, pero lo interesante que puede llegar a ser.

El segundo de los destinos está a 1 km de Atapuerca y es el Centro de Arqueología Experimental, un lugar en el que se recrea el modo de vida de los homínidos. Diferentes construcciones y escenarios te permiten conocer cómo vivían, como socializaban o cómo cazaban. Además, varios monitores te enseñan a fabricar flechas y lanzas, a lanzarlas, a crear fuego o a hacer utensilios con huesos, piedras o palos. Una experiencia muy interesante.

Finalmente está el Museo de la Evolución Humana, ubicado en el centro de Burgos, que complementa magistralmente la explicación sobre el significado del yacimiento. Aquí se pueden ver muchos de los restos que han ido apareciendo en los yacimientos. No son reproducciones, sino los originales. A ello se suma una explicación muy rigurosa de todo lo que significa la evolución humana desde el primer homínido hasta nuestros días. El museo también organiza aulas y talleres muy interesantes, pero es complicado inscribirse en alguno de ellos salvo que lo preveas con suficiente antelación.

He tenido la suerte de visitar Atapuerca en dos ocasiones y en cada una de ellas he aprendido cosas nuevas e interesantes. Seguro que habrá una tercera.

Visita a los yacimientos de Atapuerca
Icon comer

En el mismo pueblo de Atapuerca hay un restaurante al cual considero como una experiencia gastronómica de primera fila. Posiblemente es el lugar del mundo donde recuerdo haber comido mejor. Lo descubrimos por casualidad, pero la atención recibida y la calidad de la comida los guardo en el recuerdo como algo soberbio. Se trata del restaurante Comosapiens (ver aquí), ubicado en un antiguo pajar del siglo XIX construido a base de piedra y restaurado adecuadamente. Utilizan hortalizas y frutas de la huerta ecológica que gestionan ellos mismos y otros productos de la zona. Os lo recomiendo sin paliativos. 

Icon dormir

Para dormir mi consejo es que os acerquéis a la ciudad de Burgos, porque la oferta de alojamiento es más amplia y permite, además, echar un rato de tapeo y de paseo antes de ir a la cama.  

Icon brújula compass

Atapuerca se encuentra a unos 19 kilómetros de Burgos, a la salida del municipio de Ibeas de Guarros. A los yacimientos te llevan en autobús desde el Centro de Acceso (CAYAC) y es necesario reservar plaza previamente. Se puede hacer en el teléfono 947421000.


¿Te gusta? Comparte...

2 comentarios sobre «Cuaderno de viaje: Atapuerca»

  1. No estoy segura si esto es una web de comics o de viajes, pero solo puedo decir que han sido unas indicaciones muy válidas para la escapada que hemos hecho este fin de semana en familia a Atapuerca. Ha sido una experiencia fantástica. Los dibujos son geniales.

Los comentarios están cerrados.