Cuaderno de Viaje: Carmona

5000 años de historia dan para mucho. Ese es el caso del pueblo sevillano de Carmona, un lugar encantador, con un casco histórico repleto de casas blancas de una o dos plantas, serpenteadas por callejuelas y estrechos pasadizos y centenares de patios y placetas para admirar. Todo el pueblo está plagado de magníficos ejemplos de arquitectura civil, religiosa y militar rodeados en su mayoría por una fortificación de origen romano de la que quedan numerosos vestigios. Una gozada para quienes buscáis un lugar donde pasar un fin de semana disfrazados de disfrutones.
 
Si hay algo que predomina en este pueblo andaluz es su carácter andalusí, no solo en los numerosos edificios de aquella época que hoy perduran, sino por un urbanismo de callejones empedrados donde merece la pena perderse caminando. Eso sí, es muy recomendable llevar un calzado cómodo para andar sobre las piedrezuelas y adoquines. 
 
Iglesias, palacios y murallas forman el importante patrimonio histórico que alberga el casco histórico de Carmona, dominado por la imponente imagen de su fortaleza de origen árabe, el Alcázar del Rey Don Pedro (Alcázar de Arriba o de la Puerta de Marchena), actualmente recuperada como Parador de turismo.
 
No quiero dejar de mencionar, por aquello de la deformación «devocional», que en esta ciudad se celebra una de las reuniones anuales de dibujantes, ilustradores e historietistas más interesantes del panorama nacional, se trata de las jornadas «Carmona en Viñetas» [ver aquí]. Si tienes ocasión, hazte un hueco y asiste la próxima ocasión en que se celebre.
 
Icon comer

Cada uno habla de la comida según le va, obviamente, por lo que mi experiencia en Carmona todavía es limitada, aunque exitosa. Si se trata de una comida tranquila, en un entorno cuidado, una decoración relajante y una cocina de sobresaliente, os recomiento La Yedra [ver aquí]. Imprescindible comer un arroz con boletus en su terraza. Para tomar una cerveza o un vino con tapas caseras, os recomiendo el Bar La Plazuela [ver aquí], un lugar tranquilo y sin pretensiones en una zona tan escondida como agradable.

Icon dormir

Para dormir mi experiencia en Carmona se limita al Parador [ver aquí], pero ¡vaya Parador!. Sin duda, hay otros hoteles que son magníficos y con mucho encanto, pero no todos los días se tiene la oportunidad de dormir en un alcázar árabe del siglo XIV. Está ubicado en lo más alto del casco histórico y ofrece unas vistas magníficas de toda la campiña. En el casco histórico hay muchas casas y palacetes centenarios que se han rehabilitado como alojamientos aunque, como os he comentado, no hemos sido presentados.

Icon brújula compass

Carmona se encuentra a escasos treinta minutos de Sevilla y a poco más de una hora desde Córdoba. Lo más normal es llegar por la A-4 y desviarse por cualquiera de las tres salidas que te llevan hasta el mismo centro de Carmona. No tiene dificultad ni pérdida posible.

icon pictures elcomic

¿Te gusta? Comparte...