El valle de Hecho

Cuaderno de viaje: El valle de Echo

Ya le tenía ganas desde hacía tiempo. Siempre pasaba por el desvío, pero nunca tuve tiempo de adentrarme en este valle tan especial. Hasta que, por fin, pude hacerlo y darle la razón a todas mis expectativas.

Los Pirineos son siempre una propuesta acertada para cualquier viajero en cualquier época del año. Pocos lugares hay en la península ibérica donde disfrutar de la naturaleza de tantas formas diferentes. El Valle de Echo (o Hecho) se caracteriza por su serenidad y comedido aislamiento. Incluso los habitantes de esta zona conservan sus tradiciones, su cultura y su propia lengua, el cheso. Es de los pocos valles pirenaicos que carecen de una estación de esquí cercana y posiblemente esa sea la clave.

La arquitectura local es atrayente, muy de piedra y madera. Los monumentos son liderados por el monasterio de Siresa y una presencia muy extendida de megalitos en todo el valle.

Además de paisajes de una belleza indescriptible, hay naturaleza dura y salvaje, como la Boca del Infierno o la Selva de Oza. Las Aguas Tuertas, en la cabecera del valle, es uno de esos paisajes donde desearías quedarte a vivir. También hay elementos culturales únicos, como la calzada romana y los monumentos megalíticos que se pueden descubrir en las excursiones por los bosques de la zona. Todo el valle pertenece a la Red Natura 2000 (ver), red de espacios europeos protegidos por su valor biológico que pretende asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los tipos de hábitat en Europa.

La prioridad en este valle es el senderismo. Hay caminos y rutas para todos los gustos y dificultades, a cual más espectacular. Para los que le guste trepar a los árboles, hay unas magníficas instalaciones preparadas para todas las edades en el Parque de Tirolinas Bosque de Oza. También hay zonas de recreo y acampada… es un valle bastante completo. La última vez que estuve allí incluso era un plató de cine donde Joaquin Phoenix estaba grabando una película (Los hermanos Sisters) emulando los paisajes de las Montañas Rocosas.

No dejéis de ir para conocer el valle de Echo. A buen seguro que volveréis.

Icon comer

Para comer, recomiendo llevar arreglo una vez llegues al valle, porque sería una pena volver desde cualquiera de las rutas para yantar. Si fuera el caso, te hacen buenos bocadillos en el kiosco que hay junto al camping y las tirolinas, que creo recordar que se llama Bar Costeros.

Icon dormir

Para dormir y descansar recomiendo especialmente el camping Borda Bisaltico (http://www.bordabisaltico.com/ ), donde además de los lugares para acampada, también encontrarás bungalows y apartamentos de diferentes categorías. La amabilidad de sus propietarios es incluso superior al buen servicio que dispensan. Personalmente no albergo duda de que volveré a alojarme aquí cuando volvamos a este valle.

Icon brújula compass

Echo o Hecho es el pueblo que da nombre al valle. Su acceso principal es por la A-176, que parte desde la carretera N-240, a la altura de Puente de la Reina de Jaca. Buena carretera, bien asfaltada, que te llevará sin dificultad hasta allí.


¿Te gusta? Comparte...