El coronavirus

El coronabicho

No hay nada como un buen baño de humildad para empezar a apreciar las cosas de una forma realista. No hicimos caso a lo que estaba pasando al otro lado del mundo pensando que somos infalibles y que nuestra sociedad presuntamente moderna, avanzada, democrática, social, solidaria… podía con todo.

Sí, un baño de humildad que nos ha pillado de lleno y nos ha puesto en nuestro sitio.

Ahora nos toca responsabilidad y sensatez a todos los niveles, desde quienes dictan hasta quienes escribimos.


¿Te gusta? Comparte...